Base Cuatro Vientos ( Madrid ): Lat.: 40º 22' 19.3" N | Lon.: 3º 46' 56.9" W
Aeródromo Muchamiel ( Alicante ): Lat.: 38° 26' 23.9" N | Lon.: 0° 28' 26.0" W
Inaer Helicópteros SAU ( Madrid ): Lat.: 38°26'24.6" N | Lon.: 0° 28' 18.1" W
Base Palma del Río ( Córdoba ): Lat.: 37° 42' 46.4" N | Lon.: 5° 13' 00.1" W
Base Sabadell ( Barcelona ): Lat.: 41° 31' 16.3" N | Lon.: 2° 06' 20.8" E
Base Son Bonet ( Palma de Mallorca ): Lat.: 39° 38' 31.7" N | Lon.: 2° 45' 07.9" E
Usuarios registrados
entrar

Temporada alta de incendios en pleno invierno

Publicado el 06/02/2012 | Sin categoría
Un incendio calcina 500 hectáreas en Málaga. Las llamas, impelidas por rachas de viento de 40 kilómetros por hora, afectaron a áreas de hasta 5 municipios. El incendio forestal que se declaró el pasado sábado en Pujerra, en plena Serranía de Ronda, quedó estabilizado ayer con un cómputo siniestro, según las primeras estimaciones, de alrededor de 500 hectáreas de cinco municipios, informaron fuentes de la Junta de Andalucía. El fuego quemó alcornoques, pinares y matorral y precisó, en la mañna de ayer, la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que aportó 120 militares, cuatro aviones anfibio y un helicóptero. El despliegue de medios se mantuvo en el terreno hasta el definitivo control del incendio, que el dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de la Junta de Andalucía (Plan Infoca) dio por estabilizado a las 14:00 horas de ayer, 27 horas después de iniciarse en el paraje denominado El Helechar. El Infoca movilizó tres helicópteros de transporte y extinción y uno de gran capacidad, un avión de coordinación y vigilancia, más de 120 especialistas de extinción, siete vehículos autobomba, once técnicos y tres agentes de Medio Ambiente. Además, se activó la Unidad Médica por Incendios Forestales (UMIF). El Consorcio Provincial de Bomberos, por su parte, también colaboró en la extinción de las llamas con un total de cinco dotaciones, tres de ellas en actuación ininterrumpida desde el mediodía del sábado. El fuego afectó a los municipios de Pujerra, Jubrique, Genalguacil y Estepona, en áreas de monte bajo y masa forestal de pinos, encinas y castaños. La zona afectada por el incendio no tiene protección medioambiental y se ubica entre la reserva de la biosfera de la Sierra de las Nieves y Los Reales de Sierra Bermeja. El fuerte viento reinante en la zona –sopló el sábadocon rachas de hasta 40 kilómetros por hora– favoreció la propagación de las llamas y dificultó su control, a lo que se sumaronn las duras condiciones soportadas por las brigadas antiincendios, que han trabajado en la zona a cuatro grados bajo cero. En la mañana de ayer el viento remitió, lo que mejoró las condiciones para el control de las llamas. El fuego no supuso peligro de desalojo, ya que, a pesar de la envergadura del incendio, no ha alcanzado ninguna zona urbana, sino zonas de monte bajo con arbolado. El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar; la delegada provincial de la Junta, Remedios Martel; y el delegado de Medio Ambiente, Francisco Fernández España, destacaron la coordinación que tuvo lugar entre ambas administraciones en las labores de extinción. Un nuevo fuego obliga a actuar en Casares. Efectivos del Infoca y del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga (CPB Málaga) intervvinieron también ayer en un nuevo incendio declarado en la provincia, concretamente en el municipio de Casares, en el paraje Puerto de la Cruz, el cual ha sido ya controlado, según informaron fuentes de CPB Málaga. Al lugar fueron desplazados dos dotaciones del Consorcio Provincial, junto a un helicóptero de transporte y extinción y un retén por tierra del Infoca, los cuales fueronmovilizados del incendio de Pujerra para colaborar en las labores de extinción de éste. El CPB Málaga recibió el aviso del fuego sobre las 15.30 horas y, según señalaron estas fuentes, el fuego únicamente afectó a zonas de pinar y monte bajo, aunque todavía queda por precisar su extensión. Al parecer, no se produjerom daños personales. Se trata del segundo fuego que se produce en la provincia en las últimas cuarenta y ocho horas, después del localizado en Pujerra el pasado sábado, de mucha mayor envergadura. Ambos sucesos se vieron fatalmente favorecidos por las circunstancias climáticas excepcionales que se dan en estos días en la provincia, donde se asiste a los efectos de la temida ola de frío procedente del noroeste de Europa. En muchos casos, el temporal ha coincidido además con fuertes rachas de viento, que, en lo que respecta al siniestro de Pujerra, resultaron determinantes para la propagación de las llamas.
Fuente: La Opinión de Málaga