Base Cuatro Vientos ( Madrid ): Lat.: 40º 22' 19.3" N | Lon.: 3º 46' 56.9" W
Aeródromo Muchamiel ( Alicante ): Lat.: 38° 26' 23.9" N | Lon.: 0° 28' 26.0" W
Inaer Helicópteros SAU ( Madrid ): Lat.: 38°26'24.6" N | Lon.: 0° 28' 18.1" W
Base Palma del Río ( Córdoba ): Lat.: 37° 42' 46.4" N | Lon.: 5° 13' 00.1" W
Base Sabadell ( Barcelona ): Lat.: 41° 31' 16.3" N | Lon.: 2° 06' 20.8" E
Base Son Bonet ( Palma de Mallorca ): Lat.: 39° 38' 31.7" N | Lon.: 2° 45' 07.9" E
Usuarios registrados
entrar

Fallece Ignacio Maceín, una leyenda aeronáutica

Publicado el 11/12/2020 | Destacados

"Me acaban de dar la noticia, Ignacio, Maceo para los amigos y el “Muñeco” para los aviadores, ha fallecido.

Lo primero que me viene a la cabeza es que no me pude despedir de él como me hubiera gustado. Mi último abrazo se lo pude dar el día que celebramos la Patrona, su última Patrona, de forma muy entrañable y con un montón de amigos en Sevilla, hace ahora justo un año, un año, pero me quedé con ganas de más.

No voy a referirme a él como aviador, hay mucho escrito ya y bien escrito, aunque quedarían por relatar mis anécdotas, las que vivimos los dos, y que afortunadamente fueron muchas. Prefiero escribir sobre su persona y ese gran corazón que llenaba su pecho.

No sé porqué desde que nos conocimos, hace más de 40 años, nos llevamos bien. Quizás porque le comenté que mi padre había estado en la División Azul como él, o porque le dije que me había formado en el Ejercito del Aire, o porque cuando empezamos a volar juntos en Canarias vio que me encantaba volar como a él, o porque yo era un poco cabeza cuadrada a la hora de ejecutar los procedimientos de vuelo y eso le chocaba con su forma más “practica” de volar. El caso es que nos complementamos como dos piezas que encajan de fábrica e hicimos un tándem que se mantuvo en el tiempo.

 

Siempre me ponía como ejemplo de cómo se tenían que hacer las cosas en la nueva aviación que vivíamos, registros, manuales, procedimientos, normas, permisos, etc. cosas que él aceptaba pero su prioridad era volar, “estar en el aire” en su más amplia definición del término. No le gustaba nada la labor de despacho que conlleva la gestión de un departamento de Operaciones, la relegaba en Luisa Fernanda, esa santa que nos aguantó y nos ayudó a tantos y tantos pilotos. Su vida era volar, desenvolverse en el medio aéreo, y en ese medio doy fe que se desenvolvía de forma natural y excepcional, he volado con muchos pilotos y tengo razones para decirlo.

 

Cuando la compañía empezó a crecer me propuso ante la Dirección de la Compañía como Jefe de Pilotos, oportunidad que siempre le agradecí, para mí significó que me había ganado su confianza y su respeto, pero también porque supo descubrir en mí una faceta que yo desconocía, gestor de operaciones.

He tenido la fortuna de compartir muchas horas de vuelo en cabina como copiloto, muchos vuelos, servicios, traslados por España y por Europa, y no ha habido ninguna de esas horas tanto en vuelo como en tierra en las que no aprendiera algo de él, de la forma de volar, de resolver situaciones, de ejercer como piloto con esa caballerosidad que le caracterizaba, en definitiva de impregnarme de ese espíritu de aviador que llevaba dentro. Pero también le he visto comportarse en las muchas y diversas situaciones que nos deparó la vida y debo decir que siempre iba por delante una buena cara, unas buenas palabras, un buen corazón.

Querido Ignacio, resérvame el asiento de copiloto para cuando nos veamos de nuevo en ese vuelo infinito. Buen planeo, buena toma."